Un vehículo resistente a un precio irresistible ha vencido.